Mitos y leyendas

Esta sección, está dedicada a aquellos que con­templan con un sentimiento de admiración, las estrellas y quisieran sentirse más a gusto con el cielo noc­turno.

 

La Leyenda de Acuario

 

  La leyenda de Acuario, trata de un aguador llamado Ganíme­des. Era un pastorcillo tan amable y de tan extraordinaria belleza,  que recibió Ambrosia, el manjar de los dioses, para hacerlo inmor­tal. Un día mientras pastoreaba el rebaño y jugaba con su perro Argos, el dios Zeus ordenó al Águila, su águila gigante, que bajara a las llanu­ras de Troya para llevar a Ga­nímedes al templo de los dio­ses, de forma que se convirtiera en el agua­dor favorito de Zeus. La ama­bilidad de Ganímedes se puso de nuevo de manifiesto ante los dioses, cuando le preguntó a Zeus si podría ayudar a los humanos, quienes necesitaban agua. Zeus, que no solía ser muy amable, se sintió ablandado por la compasión de Ganímedes y le dio permiso para que hiciera lo que pedía. Ganímedes se dio cuenta de que enviar una cantidad de agua a la Tierra de una sola vez podía ser peli­groso, por lo que decidió man­darla en forma de lluvia. Así es como Ganímedes, el pastorcillo, llegó a ser conocido... como el dios de la lluvia.

La constelación clásica está representada por un joven que derrama agua de una urna puesta es sus espaldas. Acuario también es figura de un antiguo mito de Sumeria, asociado a un diluvio global y en calendarios de la India y de la China, con la época de lluvia.

 

Andrómeda

 

 

Casiopea, reina de Etiopía , tras rivalizar con las Nereidas en belleza (divinidades hijas de Nereo y Dóride y Nietas de Océano, el mayor de los Titanes), cayó en desgracia, ya que éstas le pidieron al dios del mar Neptuno, que castigara a Casiopea por su arrogancia. Por ello Neptuno ordenó al monstruo gigante del mar, Cetus (la ballena), destruir su reino en Etiopía. Al enterarse de la decisión de Neptuno, Casiopea y su esposo Cefeo, acudieron al sabio Oráculo de Etiopía en busca de consejo. Este les dijo que debían sacrificar a su adorable hija, Andrómeda para calmar la furia de los dioses del mar. Con el corazón roto, encadenaron a Andrómeda a una roca, en un acantilado sobre el mar, sabiendo que Cetus la destrozaría, cobrando venganza. Cuando Cetus se dirigía a ella, Andrómeda gritó pidiendo ayuda. En ese momento Perseo, que se encontraba sobre el caballo alado Pegaso oyó su grito. Llegó justo a tiempo sosteniendo la cabeza de Medusa cuando Cetus se acercaba. El monstruo marino quedó petrificado al instante, convertido en piedra, ya que éste miró directamente el rostro de la Gorgona . Después Perseo desencadenó a Andrómeda enamorándose inmediatamente. Por esta razón una vez salvada, Andrómeda no quiso permanecer ni con su padre, ni con su madre, sino que marchó, por propia voluntad, con Perseo a Argos (patria natal de Perseo), con el pensamiento puesto en la generosidad.

Andrómeda, la mitológica princesa encadenada, es una de las constelaciones más importantes del hemisferio norte y es famosa porque contiene la gran galaxia de Andrómeda,  el objeto más distante detectable a simple vista y espectacular, si se mira con binoculares o pequeños telescopios. Esta se encuentra entre las constelaciones, de la misma manera en que fue expuesta ante el cetáceo, por consideración de Atenea.

 

Casiopea

 

Casiopea, la mujer del rey Cefeo, era la bella reina de Etiopía. Estaba tan orgullosa de su belleza que se volvió arrogante. Incluso alardeaba de que su belleza era mayor que la de las ninfas del mar, Las Nereidas, hijas del dios Nereo. Tamaña presunción enojó a las ninfas marinas, no porque ellas fueran vanas, sino porque Casiopea no apreciaba que su belleza exterior era algo con lo que había nacido y no algo que hubiera conseguido. Sentir gratitud por su buena fortuna hubiera sido aceptable, pero no sentir orgullo. Presumir de tal manera, mostraba un pobre sentido de los valores.

Por ello Neptuno mandó el monstruo marino para que destruyera su país. Sin embargo, como este castigo, no se cumplió (recuerden la leyenda de Andrómeda), Neptuno, sentía que Casiopea  merecía, de todas formas ser castigada, por lo que la situó en el cielo en un lugar en el que está condenada a girar alrededor del polo celestial, para siempre, la mitad del tiempo cabeza abajo.

 

Casiopea es una constelación circumpolar del norte y su forma característica de M, cuando está sobre el polo, o W, cuando está bajo el polo, hace de ella una de las más fáciles de reconocer, puesto que la vía Láctea la cruza. Esta constelación es una importante referencia para la localización de Polaris y del polo norte celeste.

 

Perseo

 

 

Un oráculo le predijo al rey Acrísimo de Argos en Grecia que un día sería  asesinado por su nieto. Para evitarlo, encarceló a su hija Dánae de forma que no pudiera tener hijos. Pero Zeus la vio y se enamoró de ella. La prisión no era barrera para él. Cuando la hija de Acrisio dio a luz a Perseo, el rey puso a ambos en un baúl y los lanzó al mar a la deriva. El baúl no se hundió, sino que finalmente llegó a salvo a la isla de Sérifos regida por el rey Polidectes. Años más tarde, cuando Perseo alcanzó la juventud, se volvió deseoso de aventuras y ávido de gloria. El rey Polidectes se enamoró de Dánae, pero se dio cuenta de que el amor de ésta por su hijo podría interferir en su conquista. Para evitarlo, pidió a Perseo que le trajera la cabeza de Medusa, una de las Gorgonas.

Perseo necesitaba ayuda para cumplir su misión. Obligó a tres ninfas a ayudarle a encontrar a las tres Gorgonas y a darle las tres cosas que necesitaría para tener éxito en su misión : un par de sandalias aladas que le permitirían volar a cualquier parte, un casco mágico que le permitiría ver sin ser visto y lo más importante, un escudo muy pulimentado por la diosa Atenea. Después de viajar muy lejos, encontró a las Gorgonas, que estaban dormidas. Se acercó andando de espaldas y usando el escudo como espejo, de forma que no mirara directamente a Medusa. Cortó su cabeza con una afilada espada que le había dado Mercurio y la colocó en su bolsa. En cuanto Perseo mató  a medusa, de su cuerpo salió el caballo alado Pegaso.

Perseo saltó sobre Pegaso y volaron camino a casa. Cuando pasaban cerca de Etiopía, oyó los gritos de Andrómeda a la cual rescató.

Perseo y Andrómeda disfrutaron de un feliz matrimonio, hasta que sucedió un desgraciado incidente. Mientras participaba en un concurso de lanzamiento de disco, Perseo golpeó de forma accidental a un espectador y lo mató. El espectador era su abuelo, el rey Acrisio, cumpliéndose así la profecía del oráculo de que Perseo sería la causa de la muerte de su abuelo. Se entristeció tanto por la desgracia que rechazó el reino que había heredado.

En la Constelación de Perseo existen varios cúmulos de estrellas abiertos, el más interesante es el cúmulo abierto doble de NGC 869 y 884. La estrella variable binaria Algol (Beta-Persei, una de las más brillantes de Perseo)  tiene un periodo de casi tres días y es eclipsante. Cuando una estrella eclipsa a la otra la luminosidad habitual de Algol desciende progresivamente hasta la mitad.

Cada año, entre el 25 de julio y el 20 de agosto, tiene lugar la lluvia de meteoros en Perseo, Las Perseidas.

 

 

La Leyenda de Orión

 

Hirieo, un pobre granjero que vivía en Tebas (localizada en la Confederación de Beocia, en Gracia central), era un buen hombre que a menudo alojaba a extraños a pesar de su pobreza. Un día ayudó a tres extraños excepcionales. No sabía que eran los dioses Zeus, Neptuno y Hermes. En agradecimiento a su amabilidad los dioses le concedieron un deseo. Hirieo, que no tenía hijos, pidió tener uno. Se le concedió este deseo y así nació Orión. Creció y se convirtió en estupendo cazador, ya que había sido bendecido por los dioses. Pero a medida que su fama como cazador crecía, también lo hacía su insensibilidad hacia los animales que cazaba. No cazaba ni mataba por necesidad. Despreciaba tanto la vida de los animales que Artemisa, la diosa de la caza, envió al escorpión gigante (Escorpio) a atacarle. Orión fue picado por el escorpión y estaba a punto de morir, cuando Ofiuco ( identificado con Esculapio el dios de la medicina), le dio un antídoto que salvó su vida. Cuando el cazador se recuperó, se dio cuenta, tras haber estado tan cercano a la muerte, de cuán preciosa es la vida y de lo insensible y falto de escrúpulos que había sido. Se arrepintió y por ello fue situado en los cielos junto al Escorpión cuyo aguijón le enseñó a valorar la vida. En otras versiones, se cuenta que Orión en medio de su embriaguez, se aprovecho y violó a Mérope, la hija de Enopión, y éste al enterarse le cegó y lo expulsó del país, entonces Orión marchó a oriente, en donde tuvo trato con Helio y al parecer le curó la ceguera. Cuando estuvo curado, decidió regresar en busca de Enopión, con el deseo de vengarse de él, pero Enopión  se ocultó. Cuando perdió la esperanza de encontrar a su enemigo, Orión regresó a Creta donde se dedicaba a la cacería y amenazó, que acabaría con todo animal que se criara sobre la tierra. Irritada con él, la tierra le azuzó un escorpión gigantesco que mató a Orión al clavarle el aguijón.

Orión se identifica, especialmente por su notable trío de estrellas conocido como el cinturón de Orión  , ubicado en el centro de un gran cuadrilátero de brillantes estrellas. La constelación contiene diversas

estrellas luminosas. Rigel, una estrella entre azul y blanca, es la séptima en el cielo por su luminosidad con una magnitud de 0.1. La estrella roja Betelgeuse es una variable con un ciclo irregular de magnitud 0.6. Justo debajo de las tres estrellas que forman el cinturón de Orión se encuentra la Nebulosa de Orión, detectable a simple vista. Hacia el 22 de Octubre de cada año se produce una lluvia de meteoros entre Orión y Géminis, llamada las Oriónidas.

 

La Leyenda de Aries

 

 

Aries era el Carnero de Zeus, el dios de los cielos. Su manto estaba hecho de piel dorada en vez de blanca lana. Un día Mientras Zeus contemplaba a los humanos, de repente notó que dos niños se encontraban en peligro de ser asesinados por la crueldad de su madrastra, estos eran los hijos del rey de Tesalia. Inmediatamente envió a Aries a la tierra para que los salvara. Aries llegó justo a tiempo para que los niños saltaran sobre su lomo, conduciéndolos posteriormente a un lugar seguro. Como premio al esfuerzo de se carnero, Zeus le sitúo en los cielos, para que pudiera pastar libremente cerca del caballo alado, Pegaso. Aries es una de las constelaciones más pequeñas del Zodiaco. Aries es una antigua constelación imaginada por las tribus nómadas de Mesopotamia, quienes consideraban al carnero como uno de sus más preciados animales domésticos. Los egipcios lo asociaron con su principal dios, Amón Ra.  La estrella más  brillante se denomina Hamal, la cabeza del carnero.

 

La Leyenda del Águila

 

Los Titanes eran dioses gigantes que luchaban contra el dios del Olimpo. Prometeo, uno de los titanes, no se opuso a Zeus durante la guerra. Después de que los titanes fueron vencidos, se convirtió en su consejero. Mientras le servía, se dio cuenta de que los humanos no tenían fuego, por lo que no solo padecían frío, sino que, además, no podían disfrutar de comida  caliente. Sintió lástima de ellos, por lo que robó un rayo de Sol, y lo escondió en un baúl de bambú que envió a la tierra. Con éste rayo de Sol, la gente de la tierra hizo fuego para calentar sus cuerpos. Zeus se enojó cuando vio que a los humanos tenían fuego sin su permiso. Capturó a Prometeo y lo encadenó a una montaña en el Cáucaso, donde debía

permanecer para siempre, sufriendo los dolorosos ataques repetidos, del Águila. Después de cada terrible ataque, la herida sanaba y podía ser de nuevo lacerado por el imponente animal . Un día cuando el Águila estaba a punto de  picar el vientre de éste amable y encadenado Titán, Hércules, Conmovido por el acto de Bondad de Prometeo, y enfadado por lo que  Zeus había hecho, disparó una de sus flechas mágicas al ave. El Aguila cayó gravemente herida. Zeus sanó las heridas de su majestuosa mascota y luego la situó en los cielos de forma que pudiera seguir surcándolos. Desde entonces, El Águila vuela cerca de la cola del Cisne.

 

Leyenda del Can Mayor y del Can Menor.

 

El Can Mayor y el Can Menor, eran los perros de caza de Orión. El Can Mayor era un corredor tan hábil que podía adelantar a cualquier animal, por lo que Orión le tenía de gran estima. Los primeros egipcios consideraban la estrella brillante Sirio en Can Mayor como el dios Anubis, con cuerpo de hombre y cabeza de chacal. Cuando Sirio aparecía en el cielo antes del amanecer, sabían que llegaba la época de la crecida del Nilo, de gran importancia para los campesinos que vivían a lo largo del río. Dicha crecida aportaba nuevo limo a la tierra, con lo que enriquecía los campos de cultivo. A Sirio se la conocía como el Perro, de forma que los calurosos días del verano entre julio y primeros de septiembre pasarona ser llamados los "días del perro". En el Can menor,  se observa Procyon tiene una magnitud de 0.4 y es de color amarillo, es la octava estrella más luminosa del cielo y a tan solo 11 años luz de la tierra, es también una de las más cercanas.

El Can mayor, se trata de un grupo compacto de estrellas brillantes. Sirio (la Estrella del Can) es la estrella más brillante del cielo con magnitud -1.4 y es de color azul-blanca. . Posee un cúmulo abierto llamado M41.

 

 

 

 

Leyenda de la Osa Mayor.

 

Cuando la tierra era todavía muy joven, un indio americano envió a sus siete hijos al bosque para que aprendieran a leer el viento. Ellos entraron en el bosque y anduvieron silenciosamente, mientras escuchaban cada uno de los sonidos del viento. Cuando llegó la noche, encontraron un lugar donde descansar y dormir. Las estrellas eran muy brillantes. Durante la noche, un extraño sonido despertó repentinamente al hermano mayor. El viento estaba cantando. No podía entender la canción, pero al mirar las estrellas vio un reflejo brillante en las Pléyades (hijas de Atlas y Pléyone). Se quedó muy sorprendido. Parecía que las estrellas brillaban siguiendo el ritmo de la canción del viento. Inmediatamente, despertó a sus hermanos para que escucharan la canción del viento y le ayudaran a entenderla.

Se cogieron de las manos y empezaron a bailar. La canción creció en intensidad y su baile se hizo más intenso. De repente empezaron a elevarse hacia la estrella más brillante que era la más joven de las siete hermanas Pléyades, ella se había enamorado del hermano más joven, Mizar. Desde entonces, Mizar y su amor, gracias a la canción del viento, pueden ser vistos por aquellos que gocen de buena vista, en el mango del gran carro, el hogar de los siete hermanos. Esta leyenda procede de una leyenda mongola y otra indoamericana.

En cuanto a la Mitología griega encontramos que Zeus, el dios de los cielos se enamoró de una joven doncella llamada Calisto. Cuando Artemisa, esposa de Zeus se enteró de que Calisto había dado  a luz a Arcas, estalló en terrible ira. Así que descendió del Olimpo y convirtió a Calisto en oso de aspecto feroz. Arcas su hijo fue separado de ella. Al transcurrir el tiempo, cuando Calisto convertida en oso, caminaba en el bosque, se encontró con un cazador quien le apuntaba para matarla, ella aun reconociendo a su hijo, fue incapaz de moverse, solo pudo mirarlo.  En ese mismo instante Zeus, viendo lo que iba a suceder, corrió a salvar a aquella a quien antes había amado tanto. Así que se precipitó desde la montaña, se apoderó de Calisto y se lanzó con ella a través del cielo nocturno. Luego arrancando a Arcas de la tierra, lo transportó a los cielos en donde convertido en un pequeño oso permanece cerca de su madre. Sin embargo cuando Artemisa los descubrió, mandó a Neptuno, dios del mar, a que les prohibiera descender hasta el océano, como lo hacen las demás estrellas. Por esta razón la Osa mayor y la Osa menor son las únicas constelaciones que nunca se sitúan por debajo del horizonte. Las siete estrellas más luminosas de la Osa Mayor  forman El carro o Cazo.

Las estrellas Dubhe y Merak ( alfa y beta) se llaman punteros porque muestran la dirección hacia la estrella Polar, si se sigue una línea imaginaria. En esta misma constelación encontramos a Zeta Ursae Majoris (Mizar y Alcor), con una magnitud aparente de 2.3 y 4 respectivamente. Consideradas  como un tipo de estrella de doble óptica, separables visualmente. Otros cuerpos celestes que se encuentran, M81 y M82 un par de galaxias tipo espiral e irregular, respectivamente.   Es importante también recordar , que a través del tiempo, ésta  a adquirido distintos nombres :

La Gran Osa, El Carro, El Carruaje, El Arado, El Cucharón, La Cacerola, entre otros.

En la Osa Menor, denominada por muchos Fenice, se encuentra la estrella Polaris, situada a sólo 1º del polo norte celeste, con una magnitud aparente de 2.1, se encuentra a una distancia de 700 años luz. Es  una de las más importantes del firmamento.

 

La Leyenda del Auriga 1

(El Cochero)

 

Dicen que Zeus vio que éste, Erictonio, nacido de Hefesto y Gea, fue el primero que aparejó un tronco de caballos (cuadriga de caballos) entre los hombres. Zeus admiró lo que realizaba, después de uncir unos caballos blancos y conducir el carro que remedaba al de Helios (dios sol), por lo cual lo situó en el cielo.  Erictonio, sujetaba las riendas del carro junto con un acompañante que portaba un escudo y un casco con tres penachos sobre la cabeza. El Auriga se le representa como el guardián de los pastores, llevando una cabra en sus brazos mientras conduce su carro por el cielo.  Es por eso que ésta constelación, también está representada por  una cabra y los cabritos. Así se cree, que Rea (mamá de Zeus) puso a Zeus, cuando nació, en manos de Temis (Titánide, hija de Urano y Gea), quien entregó al recién nacido a  Amaltea2  (Ninfa nodriza de Zeus) ; ésta la puso debajo de una cabra que tenía, la cual  amamantó con su leche a Zeus. Los pastores de todo el mundo saben que siempre que  la constelación del Auriga aparece en el cielo, pronto lloverá, la hierba crecerá y las ovejas tendrán todo el alimento que necesiten. Se cuenta además, que Zeus rompió de forma accidental el cuerno de un cabra. Se disculpó por este accidente llenando el cuerno roto de riquezas. A dicho cuerno se le conoce como el "Cuerno de la abundancia" o Cornucopia (cornu : cuerno y copia : abundancia).

Esta constelación tiene la forma de una cometa, un enorme pentágono  y se encuentra cercana a un triángulo tenue aunque característico, conocido como los Niños. Uno de ellos es la estrella variable epsilón Aurigae, con una variación de  magnitud desde 3.3 hasta 4.1 (binaria eclipsante)  que queda eclipsada cada 27 años por un misterioso y oscuro compañero. Es posible que se trate de un disco de gas y polvo enorme. Se encuentra a una distancia de 4564 años luz desde la tierra. Capella (alfa-Aurigae), estrella amarilla, tipo espectral G,  de primera magnitud (0.08), es la sexta estrella más brillante del firmamento, a una distancia de 42 años luz. Los cúmulos de estrella M36,M37 yM38 se encuentran cerca de Auriga.

1Literalmente, "el que tiene las riendas".

2 En otras versiones es el nombre de la cabra que amamantaba con su leche a Zeus cuando niño.

 

La leyenda del Delfín (Delphinus)

 

Se dice que fue colocado en los cielos por la siguiente razón : Dóride fue hija de Océano y esposa de Nereo, de cuya unión nacieron las célebres Nereidas. Anfitrite1 fue una de ellas. Cuando Neptuno la vio bailando junto a sus hermanas, cerca de la isla de Naxos, entre el dios y la Nereida, se despertó un profundo amor, pero por pudor y procurando con celo guardar su virginidad, Anfitrite no se entregó a Neptuno y huyó hacia los confines de las columnas de Hércules (Atlas2). A pesar de la lejanía, un delfín la descubrió, el cual había sido enviado por Neptuno y la persuadió de que correspondiese a los deseos del dios del mar. Neptuno se casó con ella y  en recompensa estableció muchos honores en el mar para el Delfín : designó que fuera sagrado  y lo  puso entre los astros del firmamento.

En otras versiones, se cuenta que hace aproximadamente 2.600 años en la isla de Lesbos3, habitaba un hombre llamado Arión. Era un famoso poeta agraciado con una magnífica voz, recorría cantando toda Grecia e Italia. Navegando de regreso a Grecia, tras uno de sus viajes, los marineros observaron que Arión llevaba consigo valiosos regalos. Esto despertó su codicia y decidieron robarle las riquezas y echarle por la borda. Cuando Arión se dio cuenta de lo que iban a hacer, les pidió que le dejaran cantar una última canción acompañado por su lira. Ellos accedieron. Cantó una bella canción de gratitud a Apolo, el dios de la música y la poesía, en agradecimiento por los talentos que había recibido de él. El dios oyó la canción y supo lo que iba a pasar. Inmediatamente pidió a Neptuno, el dios del mar, que enviara a sus mensajeros, los delfines, para que rodearan el barco. Mientras Arión cantaba, se dio cuenta del inusitado número de delfines que de repente agitaban las aguas alrededor de la embarcación. Entonces saltó por la borda con su lira, antes de que los marineros pudieran cogerle. A medida que se hundía en las aguas, el Delfín mayor buceó por debajo de él y lo alzó a la superficie. Después, rodeado del resto de delfines, se alejó llevando al poeta a un lugar seguro. Cuando el dios Apolo tuvo noticias de la magnífica acción del Delfín mayor,

quiso honrarle. Para ello, le situó en el cielo y colocó la lira de Arión en su proximidad, en la constelación de la Lira.

Delphinus es compacta y tiene una forma inconfundible. La estrella Epsilon Delphini se encuentra a 950 años luz, una distancia muy superior a la de las demás estrellas de esta constelación. Tiene una estrella en la boca, dos en la aleta dorsal, tres en las aletas que están junto al vientre, una en el lomo y dos en la cola, en total nueve. También se dice que era un animal amado de las musas, porque tenía el mismo número de estrellas que éstas.

1 Anfitrite, la reina del mar. Su nombre significa "que rodea el mundo".

2 Islas de geografía mítica situadas en distintos lugares de los confines más  occidentales del mundo conocido.

3 Lesbos : isla griega en el mar Egeo.

 

 

 

La Leyenda de Boötes

 

Él era el hijo de Démeter, la diosa griega de la agricultura. Era un joven sensible con una gran conciencia social. Cuando vio a los humanos luchando por encontrar alimento, quiso ayudarles. Sin embargo, se dio cuenta de que si les mandabacomida seguirían necesitando su ayuda. Así pues, decidió ayudarles a ser autosuficientes, a ser independientes, por lo que construyó el primer arado y lo envió a la Tierra. Desde entonces la gente ha sido capaz de arar la Tierra y cultivar sus propios alimentos. Por esta buena acción hacia la humanidad, los dioses le recompensaron situándole en los cielos cerca del gran carro (que también es conocido como

el Arado) . Esta región del cielo está dominada por la cuarta estrella más brillante del firmamento de primera magnitud (-0.04), alfa-Boötis (Arcturus o Arturo) de tipo espectral K (color amarillo)a una distancia de 37 años luz de la tierra , que se encuentra en la base de Boötes y el muy notorio semicírculo de Corona Borealis. La prolongación de las tres estrellas del "mango" de la constelación de la Osa Mayor hacia Arcturus, se conoce como el Arco de Arcturus. Cada año, entre el 1 y 6 de enero, se produce una lluvia de meteoros denominada Cuadrántidas en la zona entre Boötes y la Osa Mayor, que no es visible hasta después de la media noche. Boötes, el pastor, inventor del arado, simboliza la transición de la vida nómada a la agricultura.

 

 

La Leyenda de Hércules

 

Hércules, hijo de Zeus y la mujer (mortal) Alcmena, era el más importante de los antiguos héroes  griegos. Empezó a mostrar su gran fuerza física ya desde niño, pero, aun más importante, reveló su extraordinario carácter siendo joven, cuando se encontró con dos mujeres llamadas Placer y Virtud. Placer le prometió gozo sin fin, mientras que Virtud le prometió duro trabajo y gloria como hacedor de grandes tareas para ayudar a la humanidad. Eligió a la Virtud y fue educado por el sabio centauro Quirón. Sus tareas incluían la dominación del mundo de los monstruos. Luchó durante treinta días con el león de la selva de Nemea(1) antes de poder matarlo. Después mató a la Hidra de Lerna, la de las siete cabezas, quien capturaba y se comía a aquellos que se aventuraban cerca de su pantano. La Hidra fue lanzada al cielo y está representada en la constelación de la Hidra (La Serpiente Marina). Mientras luchaba con esta serpiente, también destruyó al cangrejo gigante, que ahora está en los cielos como Cáncer. Así mismo capturó al jabalí salvaje que estaba arrasando los viñedos y al toro que echaba fuego y destruía la Tierra. Hércules continuó su tarea hasta que completó los doce trabajos. Muchos años después fue envenenado por error con la sangre de un centauro. Cuando murió, los dioses le subieron al cielo, donde aún puede verse como símbolo de los que se dedican a ayudar a la gente a través de sus buenas acciones.

Esta constelación es notoria a simple vista en noches sin luna y espectacular si se observa con binoculares. La zona central de Hércules parece un cuadro mal dibujado y se denomina el Trapecio de Hércules. Esta constelación contiene uno de los cúmulos globulares más hermosos del cielo a su lado derecho, el Racimo de Hércules (el M13 con una magnitud de 5,9). En esta constelación se encuentra la estrella variable de tipo doble Alfa-Herculis con una magnitud aparente de 3.1-3.9, se encuentra a una distancia de 218 años luz de la tierra, la duración del ciclo es semi-regular.

(1)  León de Nemea : monstruo, protegido por Hera, al que dio muerte Hércules.

Para conmemorar esta victoria , cada dos años se celebran las fiestas Nemeas (de la localidad homón) en un bosque consagrado a Zeus.

 

La Leyenda de La Cabellera de Berenice (Coma(1) Berenice)

Berenice era una bella dama con un precioso cabello. Estaba casada con el rey egipcio Evergetes. Cuando el rey se fue en misión peligrosa, Berenice prometió dedicar su cabello a la diosa de la belleza si el rey regresaba sano y salvo. Cuando el rey finalmente volvió indemne, ella se cortó su maravilloso cabello, que Zeus colocó entre las estrellas. Aparece como un cúmulo de débiles estrellas con apariencia de encaje situado cerca de Arturo en el Boyero y Cor Caroli en perros de caza.  En una noche sin luna se puede observar a simple vista el cúmulo abierto de Coma. Berenice se ha convertido en un símbolo de los sacrificios que cualquiera debe estar dispuesto a realizar por aquellos a los que ama.

(1)          Coma : sinónimo de cabellera.

 

 

 

La Leyenda de la Corona Boreal

 

Entre los indios norteamericanos se considera que esta constelación es un consejo de jefes sentados en un semicírculo para hablar sobre el futuro de su gente.

En la antigua Grecia la historia que se cuenta es sobre Ariadna, la bella hija del rey Minos de Creta. Cuando su amante, que era mortal, descubrió que se había prometido en matrimonio a un dios, la abandonó en la isla de Naxos. Baco, el dios de la vegetación y del vino, la vio, se enamoró de ella y le pidió que se casara con él. Ariadna no creyó que Baco fuese un dios. Para Probarle que sí lo era, Baco pidió a Venus , la diosa del amor, que le diseñara una corona de piedras preciosas como regalo de boda para Ariadna. Cuando Venus hizo esto para Baco, Ariadna se convenció que efectivamente era un dios y consintió en casarse con él. Baco no cabía en sí de gozo y por éste motivo , lanzó la corona a los cielos, lugar donde brilla desde entonces.

La corona Boreal, es un semicírculo de estrellas no muy brillantes situadas entre Vega y Arturo ( en la constelación de Bootes). Ésta posee una nova recurrente, T Coronae. La última vez que brilló fue en febrero de 1946 y alcanzó una magnitud aparente de 2,3 (su magnitud habitual es de 10). No volverá a ser visible hasta que su brillo vuelva a aumentar.

 

La Leyenda del Cisne

El Cisne simboliza las maravillas, la bondad y la dedicación que existen en la verdadera amistad. Tanto la constelación del Cisne como la de Géminis simbolizan la importancia de la amistad. El Cisne y Faetón eran amigos íntimos. Faetón, hijo de una mujer mortal llamada Clímene, suplicó a su padre, Helios, el dios del Sol, que le ayudara a convencer a los humanos de que él era hijo de un dios. Helios accedió a ayudarle y para ello le dijo a su hijo que le concedería cualquier deseo. Inmediatamente Faetón pidió permiso para conducir a los cuatro caballos alados que tiraban del carro del Sol. Su padre le rogó que no le pidiera como favor la casi imposible tarea de controlar a los caballos alados pero Faetón le insistió a que cumpliera su promesa. Al acercarse el amanecer montó en el carro con gran emoción y empezó a conducirlo por el cielo. Los grandes caballos alados notaron el inexperto control de las riendas y galoparon tan rápido que Faetón perdió el control. El carro se tambaleaba tanto que el Sol estuvo  a punto de caerse de él y quemar la tierra. El dios Zeus vio lo que estaba sucediendo y para salvar a la tierra de ser destruida por el calor del Sol lanzó un rayo al carro. Faetón perdió el equilibrio y se cayó del carro al cruzar el rugiente río Erídano(1). El cisne vio a su amigo  desaparecer en el río e inmediatamente, a pesar del peligro, buceó en sus peligrosas aguas para salvarle. Helios se sobrecogió tanto por este acto de verdadera amistad hacia su hijo que colocó al cisne en el cielo volando a lo largo de la línea de la grandeza e importancia de la amistad.

El Cisne (Cygnus)  contiene un asterismo en forma de cruz; la Cruz del Norte, con Deneb (alfa-cygni, la cabeza de la gran cruz) en su extremo superior y Albireo (beta-cygni) en el interior.  Deneb es una de las estrellas más brillantes de la galaxia, más de 60.000 veces, más luminosa que el sol. Constituye una de las tres esquinas del triángulo de verano. Albireo, es una estrella doble amarilla y verde azulada, con una magnitud de 3.1-5.1. Para observarla se requiere de binoculares.

(1) Erídano: constelación austral situada entre las de Orión, la Ballena, hidra Macho. Es una extensa constelación que no contiene astros particularmente brillantes, salvo su estrella principal, denominada Achernar. Este astro sólo es visible desde el hemisferio meridional.

 

La Leyenda de Ofiuco

Entre los babilonios se creía que las estrellas de Ofiuco y la Serpiente representaban al dios Sol, Marduk, luchando con el dragón Tiamat. Posteriormente, en la mitología griega se identificó a Ofiuco con Esculapio, el dios de la Medicina.

Esculapio era hijo de Apolo y de la princesa tesalonicense Corónide, quien murió al traerle al mundo. De joven tenía una apariencia tan radiante que todo el mundo sabía que debía ser uno de los dioses. Quirón, el más sabio de los centauros, le enseñó el arte de la medicina. Un día Esculapio observó a una serpiente que llevaba una hierba en la boca, que utilizó para revivir otra serpiente que había sido asesinada. Esculapio cogió la hierba y con ella amplió su conocimiento de la medicina.

Llegó a convertirse en un personaje tan conocido que el dios Zeus temió que aprendiera cómo vencer la muerte de los mortales. Para prevenirlo, decidió que Esculapio debía morir. Con gran pesar le mató con un rayo, pero le situó entre las estrellas en la constelación de Ofiuco. Desde entonces, Esculapio y la serpiente han sido símbolos especiales de la medicina. Hipócrates, sobre cuya memoria todos los médicos juran emplear todos sus esfuerzos en sanar a los enfermos, se supone que es un descendiente de Esculapio.

El emblema actual de la medicina, el Caduceo, conmemora esta leyenda. Es un cáliz alado con dos serpientes enroscadas alrededor de él, parecido al cáliz que llevaba el dios griego Hermes.

La constelación de Ofiuco se encuentra entre Libra y Sagitario, el serpentario, Que así como las conocidas doce constelaciones zodiacales, también es recorrida por el sol y en consecuencia por los planetas.  En esta región la vía Láctea se presenta grandiosa con sus complejas zonas de  brillantes cúmulos como el NGC IC 4665 Ophiuchi con una magnitud 4,2 de tipo abierto y con zonas oscurecidas por el polvo interestelar.  También se encuentra una de las estrellas más próximas a la Tierra, La estrella de Barnard con una mag. de 9.5, tipo espectral M y con una distancia de 6 años luz.

 

 

La Leyenda de Tauro (El toro)

 

 

Existen restos babilónicos, fechados en el año 2000 a.C. aproximadamente, con motivo del toro. Si estos restos tenían alguna relación con la constelación de Tauro no se ha podido probar, pero sí se sabe que éste grupo de estrellas había sido objeto  de veneración porque señalaban el paso del Sol por el equinoccio de marzo, hace unos cinco mil años. Tauro se asocia al símbolo del toro y de la vaca en todo el mundo. De hecho, en la antigua cultura de Egipto, Osiris, cuya imagen representaba a un dios-toro, (osiris-Apis) se había identificado con esta constelación y también Isis, su hermana, la diosa-vaca. La luna creciente formaba sus cuernos y es posible que éste sea el origen del símbolo astrológico.

Por los sumerios, fue adorado como el "toro de luz", también fue el becerro de oro de los tiempos bíblicos. Tauro, el toro, es símbolo de la primavera, época de la labranza y siembra. Pero también es símbolo del amor, el cual florece durante la primavera.

Existe una leyenda griega que narra cómo el dios Zeus se enamoró de la bella princesa Europa, hija del rey Agenor. Europa había estado jugando en la playa. Zeus, que la estaba observando, vio que Europa dejaba de jugar e iba hasta la orilla del mar y adivinó el deseo de la princesa de ir más allá. Tan prendado estaba el dios de los encantos de Europa que, transformándose es un magnífico toro blanco, se acercó a ella inclinando la testa. Europa comprendió que le estaba ofreciendo la oportunidad de cumplir su deseo. Cuando ella le miró a los ojos y sintió todo su amor, se subió sobre su lomo. Zeus, bajo la apariencia del toro, se lanzó a las aguas y a gran velocidad  nadó más allá del horizonte, a la isla de Creta. Una vez allí, volvió a su forma original y le declaró su amor, así como el hecho de que era un dios inmortal. La princesa estaba tan sobrecogida por la intensidad y sinceridad de su amor, que le aceptó como amante. La constelación de Tauro simboliza esta historia de amor.

Tauro es la segunda constelación zodiacal es una es una de las figuras más impresionantes del cielo nórdico por el gran número de estrellas que la componen, entre las que se encuentran las Pléyades y las Híades. Taurus está situado al noroeste del gigante Orión y al sudoeste de Auriga; su estrella más brillante, Aldebarán (el ojo rojo del toro), la hace inmediatamente identificable. Esta estrella está muy próxima al grupo abierto que conforman las Híades, la formación que define la cara del animal. Nuestra imagen convencional de Tauro es la de una figura incompleta que sólo incluye la mitad anterior del animal, orientada hacia el este y con una cabeza coronada por unos cuernos exageradamente largos, que señalan hacia Orión. La punta de cuerno más alto toca el talón del Auriga.

Alfa- Aldebarán con Mag. 0.85, rojo pálida. Esta estrella variable, situada a una distancia de 68 años luz de la tierra. Aldebarán significa "el Seguidor"; y la estrella lleva éste nombre porque parece que sigue a las pléyades, aunque es más probable que siga a las Híades.

 

La Leyenda de las Pléyades

 

Éste es el cúmulo abierto estelar (M45 Mag. 1,2) más famoso de todos. Está situado al noroeste de Aldebarán, en el omoplato de poderoso toro. Es,

además, un buen indicador de la posición del trópico de Cáncer, porque se le acerca hasta un grado de distancia.

A pesar de que estas estrellas se conocen universalmente como las siete hermanas, en realidad existen entre seis y ocho estrellas o quizá nueve que se pueden observar a simple vista. La más brillante y luminosa que encabeza el grupo es Alcyone.

Unos prismáticos revelan que hay varias docenas de estrellas en éste cúmulo o estelar, situado a 410años luz y formado por cientos de ellas; una nebulosa más grande, aproximadamente del tamaño de tres lunas llenas, las envuelve. Sus estrellas se han ido formando a partir de una nube de polvo

estelar a lo largo de los últimos 50 millones de años.

Las pléyades han despertado el interés de los observadores desde la antigüedad y en ocasiones han recibido el tratamiento de una constelación por derecho propio. Para los hindúes constituían una llama dedicada al dios del fuego Agni y algunas veces una navaja de afeitar con mango corto. A menudo se ha visto en ellas  un grupo de pájaros y en Europa medieval las llamaban la clueca y sus pollitos. En cuanto se refiere a la relación entre Taurus y Baco, el dios del vino y la juerga, las pléyades también han sido un racimo de uvas.

Sin embargo, la tradición más duradera y extendida es la que ha visto en ellas a siete muchachas o hermanas. Para los griegos eran las hijas de Atlas y de Pléyone que forman parte del grupo como octava y novena estrella. Si listamos las siete estrellas por orden de luminosidad e incluimos a los padres, obtendremos la siguiente secuencia: Alcyone, Atlas, Electra, Maia, Merope, Taygeta, Pléyone, Celaeno y Sterope. Una interesante prueba de observación es comprobar hasta que posición de listado puede llegar un observador ver a Alcyone (magnitud 2.9) es una tarea fácil; Sterope (magnitud 5.8) suele estar más allá de las posibilidades del ojo humano.

Se acuerdo con la tradición, las Pléyades eran vírgenes que servían a la diosa Artemisa. Cuando fueron perseguidas por el cazador Orión, los dioses oyeron sus gritos y las pusieron a salvo en el cielo como si fueran palomas. Como las Híades, las Pléyades también lloran todo el tiempo. Existen muchas y diferentes razones que explican su desazón, dejando aparte la persecución a que las sometía Orión. Una explicación sugiere que las hermanas lloran por una compañera perdida; ésta podría ser Sterope, cuya luz es tan débil que es fácil perderla.

 

La leyenda de las Híades

 

 

En la mitología griega, las híades tienen los siguientes nombres: ësile, Ambrosía, Dione, Feo, Corónide, Eudora y Polixo, aunque ninguno de éstos  se refiere a estrellas concretas del cúmulo estelar. Híades significa las lluviosas. Estas estrellas eran portadoras de malos augurios para granjeros y marinos, porque las estaciones de tormentas y lluvias torrenciales coincidían con su orto y ocaso heliacos (su primera aparición tras un período de invisibilidad y su última aparición antes de desaparecer otra vez, respectivamente). En la época clásica, estos períodos tenían lugar a finales de mayo y noviembre. El poeta romano Ovidio (43 a.C.;17 d.C.) recoge la tradición, según la que las hermanas se apesadumbraban cuando, su hermano Hiante, se ahoga en un pozo y entonces sus lágrimas caen sobre la tierra.

Otra tradición romana ve en las hermanas a unos cerditos, debido seguramente, a una variante en la interpretación etimológica del nombre griego.

El poeta Plinio (siglo I d.C. ) realizó un curioso intento de racionalización de las dos corrientes de interpretación en conflicto, sugiriendo que la lluvia continua, asociada con estas estrellas, convirtió los caminos en tales lodazales, que parecía que las hermanas, sumidas en el dolor, se revolcaban en ellos igual que cerdos.

Algunos autores árabes se refieren a las Híades con el nombre de pequeñas camellas, mientras que la luminosa Aldebarán representaba al Gran camello.

Las Híades son un bello cúmulo estelar, el más luminoso de los que forman la V que define la cara del toro. Aldebarán (Alfa-Tau) se encuentra en el extremo oriental del cúmulo pero no forma parte de él. Todo el grupo presenta un aspecto muy hermoso si se observa con prismáticos. Ocupa 5° del cielo y está formado por unas 200 estrellas. Se ubica a una distancia de 150 años luz de la Tierra.

 

La Leyenda del Dragón

(Draco)

De ésta constelación se tiene bastantes versiones. En ocasiones, se ha visto esta constelación como una serpiente, un hipopótamo y en la antigua India, como un cocodrilo o un caimán. La imagen que se emplea actualmente tiene su origen en Mesopotamia, donde adoptaba la forma de un dragón alado que, sin embargo, era más grande que la constelación actual porque se extendí hasta la cabeza de la Osa mayor. Sin embargo, el filósofo griego Tales (Siglo VI a.C.) le amputó las alas al dragón para convertirlas en la osa menor y desde entonces no ha vuelto a volar.

Los antiguos caldeos, que habitaban en la región entre los ríos Tigris y Eufrates, creían que el dragón Tiamat, el monstruo del caos, la oscuridad y la maldad, vivió mucho antes de que el mar y los cielos se separaran. Tiamat, fue  retado por la luz del Sol y los dioses que surgieron del mar del caos. Era tan poderoso y temible que incluso los dioses se rindieron a él. La maldad parecía ganar hasta que Marduk, uno de los dioses de la luz, apareció. Le habían dado todos los poderes mágicos que los dioses de la luz y la bondad pudieron reunir. Con esos poderes venció a las tinieblas y el bien al mal. Tiamat, el dragón, fue situado en el cielo en la constelación del Dragón, para mostrar a todos los dioses y a toda la gente que la bondad puede vencer.

En otra historia Draco representa al dragón que mató a los hombres de Cadmo, enviados a la fuente de Ares (Marte en la mitología romana) a buscar agua. Cadmo mató al dragón y sembró sus dientes en la tierra. De los dientes brotaron hombres armados, los hombres sembrados o espartas, ancestros de los tebanos. En otras de las versiones, Draco es el dragón Ladón, muerto por Heracles (Hércules en la mitología romana). Cuando Heracles estaba sujeto a su voto de obedecer las órdenes de Euristeo, se le encargó que robara las manzanas de oro del árbol que Gea, la diosa tierra, había regalado a Hera cuando ésta se desposo con Zeus. Las Hespéridas, hijas del titán Atlas, habían cultivado el árbol y el dragón Ladón, siempre vigilante, lo custodiaba. Nereo, el viejo sabio del mar, advirtió a Heracles que no debía coger las manzanas él mismo, sino que debería buscar la ayuda del titán Atlas. Heracles disparó una flecha al interior del jardín que mató al dragón y de éste modo le abrió paso a Atlas, que pudo coger as manzanas. Airada por la muerte del dragón, Hera colocó la imagen de Draco en el firmamento.

Otra imagen griega para Draco es la del dragón que combatió al lado de los titanes  cuando luchaban contra los moradores del Olimpo. Al cabo de diez años de batalla, el dragón se enfrentó a la diosa Atenea (Minerva en la mitología romana). La diosa cogió a la bestia por la cola y la lanzó al cielo. Mientras volaba por los aires, se le hicieron nudos en el cuerpo y quedó atrapada alrededor del polo norte celeste, donde el aire era tan frío que el dragón se congeló y no pudo escapar de su posición circumpolar. Draco es una constelación larga y sin forma definida, que se enrosca alrededor del polo norte celeste. El único rasgo que cabe destacar es la cabeza, un asterismo con dos ángulos obtusos y dos ángulos rectos, formado por cuatro estrellas entre las que se encuentran Beta-Rastabán y Gama-Eltanin. Esta configuración se encuentra al norte y un poco al oeste de Vega y al norte de Hércules.

 

 

 

 

La Leyenda de Leo

 

 

Es una constelación zodiacal bastante definida, puesto que sus estrellas principales parecen dibujar la figura de un León celeste, con la estrella de primera magnitud Régulus, como su corazón.

Las estrellas de Leo fueron asociadas al León y relacionadas con el  Sol por numerosas culturas. Una leyenda afirma que los leones del desierto se acercaban a los ríos y lagos en el caluroso verano justo cuando el Sol entraba en esta constelación. La antigua creencia en su poder para fertilizar las aguas es la razón por la cual se encuentran muchas fuentes adornadas con un León que vierte el agua por su boca.

Para los griegos era la representación del mitológico León de Nemea.  Leo era un León que vivía en la Luna. La comida era tan escasa que intentó atacar a uno de los caballos que tiraban del carro de Selene, la diosa de la Luna. Fracasó y fue expulsado del satélite, aterrizando en la Tierra cerca de Nemea en Grecia, donde comenzó a atacar a la gente. Se llamó a Hércules para que matara a este destructivo animal. El héroe hizo una gran estaca y se acercó a la guardia de la bestia. Cuando esta atacó, Hércules se balanceó y le golpeó el hocico. El León retrocedió a su cueva, pero el intrépido hércules estaba decidido a matarlo, así que lo siguió. El techo de la cueva era tan bajo que el héroe no podía utilizar su estaca.  Así pues, saltó a la espalda del león y le estranguló con sus propias manos.

Esta acción fue vista por Zeus, quien honró a Hércules colocando en el cielo al León,  además de considerarlo el soberano de los cuadrúpedos.

Tiene tres estrellas en la cabeza, una sobre el pecho y dos debajo; una brillante sobre la pezuña derecha, una en la mitad del vientre y otra debajo, una sobre la cadera, una sobre la rodilla trasera, una brillante en la punta de la pezuña, dos en el cuello, tres en la espina dorsal, una en la mitad de la cola y una brillante, sobre la punta. En total diecinueve.

Se ven además por encima del León siete sin brillo que forman un triángulo por la parte de la cola. Reciben el nombre de Rizo de Berenice Bienhechora, era la esposa de Tolomeo III, quien ofreció a los dioses un rizo de su cabello cuando su esposo marchó a la guerra.

 

La Leyenda de Pegaso: (Pegasus)

 

 

Pegaso, el mágico caballo alado de la antigua mitología griega, era el fruto de la unión de Poseidón y Medusa. Ayudó a Perseo a salvar a la bella Andrómeda. Fue también el corcel que cabalgó sobre el viento llevando al héroe Belerofonte en sus aventuras.

Belerofonte, era el hijo de Glauco, rey de Corinto y nieto de Sísifo. Este último era un hombre egoísta y arrogante que se aprovechaba de todos aquellos que no eran tan inteligentes como él. Fue castigado por los dioses y obligado a rodar una gigantesca piedra hasta la cima de una montaña. Sin embargo, siempre que llegaba cerca de la cima, la roca se deslizaba y caía hasta el fondo. Tuvo que continuar con éste esfuerzo el resto de su vida.

Belerofonte fue acusado erróneamente de hacer algo malvado. Por ello, fue enviado a numerosas y peligrosas misiones que ejecutó con la ayuda de Pegaso. Como recompensa por sus éxitos, se le concedió el  derecho a quedarse con el caballo alado.

A medida que Belerofonte envejecía, se volvió arrogante como su abuelo y demasiado orgulloso de poseer un caballo mágico que podría incluso volar hasta los dioses. Aunque Belerofonte era mortal, intentó obligar a Pegaso a llevarlo a la cima del Monte Olimpo, de forma que pudiera vivir con los dioses. Pegaso se sorprendió tanto de su arrogancia que subió hasta lo más alto y lanzó a Belerofonte de su grupa. Así Belerofonte cayó a la Tierra, mientras Pegaso voló hacia los dioses.

El cuadrado de Pegaso está formado por tres estrellas de esta constelación y la última estrella de Andrómeda. Es bastante fácil de observar porque es una de las figuras geométricas más grandes en el cielo nocturno.

 

La Leyenda de Géminis

 

Cástor, un famoso soldado y domador de caballos y Pólux, un campeón de boxeo eran los hijos del dios Zeus y Leda . No sólo eran hermanos, sino también amigos íntimos y muy aventureros. Una vez decidieron ir al mar para atacar a los piratas que habían estado saqueando a los honrados pescadores. Tuvieron  tanto éxito en su guerra contra los piratas que se convirtieron en héroes para la gente del mar quienes les honraron tallando sus imágenes en la proa de sus barcos. Los pescadores saben que durante las tormentas pueden aparecer chispas en los mástiles. Cuando dos de éstos destellos aparecen, se cumple la profecía de que Castor y Pólux protegen el barco y que ésta saldrá indemne de la tormenta. Esta luz que en ocasiones se aprecia sobre los mástiles se llama Fuego de San Telmo.

Durante una de sus peleas con los piratas Cástor que era mortal, fue asesinado. Pólux que era inmortal, fue sacudido por un enorme dolor y le rogó a Zeus que le dejara estar con Cástor todos los días en el mundo de los muertos. Zeus se conmovió tanto por ésta petición y por el sentimiento de Pólux de verdadera amistad, que no sólo accedió a la petición, sino que les situó en el cielo juntos de forma que los humanos siempre recordaran la maravilla de la verdadera amistad.

Ésta constelación zodiacal se presenta como un gran rectángulo en el que alfa y beta Geminorum (Castor y Pólux), las estrellas más brillantes, forman uno de sus pequeños lados. Éste grupo está rodeado por tres estrellas de primera magnitud, Betelgeuse, Capella y Procyón por lo que se referencia fácilmente. La vía láctea cruza el lado sur de la constelación con un efecto muy interesante para observar con Binoculares.

Los aztecas reverenciaban a estas estrellas con incienso cuando aparecían por primera vez en el horizonte, como mensajeros de la adversidad o de la fortuna.

 

 

 

 

 

 

 

 

La Leyenda de Sagitario

 

Sagitario era un centauro, mitad hombre mitad caballo, una criatura con el poder de un caballo y la inteligencia de un hombre. Entre los antiguos griegos, el rey de los centauros era Quirón, el más gentil y sabio de ellos. Fue maestro de Hércules el gran cazador de Esculapio, el padre de la medicina de Jasón que buscaba el vellocino de oro y de Aquiles. Fue Quirón quien situó las estrellas en la forma en que ahora las vemos.

Durante uno de los viajes de Hércules,  tuvo la oportunidad de hacer amistad con Folo, el hijo de Quirón que se hallaba en peligro. El rey de los centauros estaba muy agradecido a Hércules por haber socorrido a su hijo cuando necesitaba ayuda. Por ello situó en la constelación de Sagitario a un centauro que era un gran arquero, para que protegiera a Hércules de Escorpión.

Si se contempla el cielo de noche y se  mira a Orión en el Oeste, se verá al Escorpión surgiendo por el Este, como si siguiera al cazador. Pero Sagitario, el arquero, persigue a su vez al Escorpión, porque una vez agredió a Hércules y permanece dispuesto a atacarle si amenaza de nuevo al héroe.

Esta es una de las regiones más interesantes de la bóveda celeste, rica en cúmulos como: M22 Mag. 5.1 globular, M23 Mag. 5.5 abierto, M25 Mag. 4.6 abierto, NGC 6530 Sagitarii Mag. 4.6 abierto,  brillantes nebulosas como la M8 nebulosa de la laguna con Mag. 5.0 y muchos detalles que ofrece la vía

láctea, puesto que el centro de nuestra galaxia se encuentra en la dirección de esta constelación zodiacal. Aunque es poco difícil reconocer al mitológico centauro, un asterismo moderno llamado la tetera  es fácil de encontrar en las estrellas de segunda magnitud ubicadas en centro de la constelación.

 

La Leyenda de Lira

 

Esta constelación representa un arpa perteneciente a las musas que el dios griego Hermes (Mercurio, hijo de Zeus dios mensajero) construyó utilizando en caparazón de una tortuga y de las vacas de Apolo (hijo de Zeus, dios de la luz y la verdad); tenía siete cuerdas. Su sonido era glorioso, pero Hermes era capaz de tañerla, así que se la dio a Apolo, su hermano. Apolo la recibió y aunque el si era capaz de tocarla, por mucho que lo intentaba no conseguía que sonara llena de vida, por lo que llamó a Orfeo para que la probara. El era hijo de Calíope una de las musas ,al que se le consideraba un gran músico, el más grande entre los mortales. Cuando éste cogió el instrumento y deslizó sus dedos por las cuerdas,  la Tierra pareció enmudecer. Todas las cosas estaban escuchando: las bestias, los pájaros, los árboles e incluso las flores se volvieron hacia él.  Calíope hizo que las cuerdas llegaran a nueve por el número de las musas.

Luego de un tiempo, Orfeo se encontraba celebrando su boda con la hermosa Eurídice. Sin embargo la felicidad no fue completa, a Eurídice la picó una serpiente cuyo veneno inundó toda su sangre por lo cual su alma descendió al Hades. Entonces,  Orfeo intentó recobrar la vida de su amada esposa. Cantó de manera tan bella que los dioses del Hades (Plutón y Proserpina ) permitieron el regreso de ambos, pero con una condición: primero tendría que irse Orfeo, quien tenía prohibido mirar hacia atrás hasta encontrarse fuera del reino de los muertos. A punto de salir, Orfeo perdió la posibilidad del regreso de Eurídice al tratar de comprobar que ella le seguía, por lo cual fue arrebatada de su lado para siempre.

La lira fue colocada en el firmamento por Zeus entre las constelaciones  en recuerdo de Orfeo y las musas.

En la constelación de Lira se encuentra la gran estrella Vega Mag. 0.0 azul-blanca, que se destaca como importante referencia de ésta región junto con Deneb de la constelación Cisne y Altair de la constelación  Aguila, formando el triángulo más importante del Norte: el triángulo de Verano.

Cerca de Vega es interesante observar con binoculares la estrella doble-doble Mag. 4.7,5.0,5.1,5.2,; A simple vista parece una sencilla estrella pero los binoculares revelan fácilmente las dos estrellas y el telescopio sus cuatro componentes.

 

La Leyenda del Cuervo (Corvus)

 

 

El cuervo era la mascota amaestrada de Apolo, el dios del sol y de la música. Era un magnífico pájaro con un bello canto. Un día Apolo le envió en una misión, a traer agua,  con la indicación de que volviera sin retraso. El cuervo partió inmediatamente. De vuelta a casa vio una higuera con frutos sin madurar. Esto le cautivó de modo que esperó en el árbol durante varios días hasta que los higos estuvieron suficientemente maduros para comérselos. Una vez hecho esto, volvió rápidamente con Apolo. Cuando éste le preguntó por qué había tardado tanto en regresar, el cuervo inventó una excusa. Pero Apolo sabía que era falsa. Como castigo, Apolo convirtió su bello canto en un desagradable graznido y para dejar un recuerdo vivo de la falta del cuervo para con los dioses, representó su figura y la colocó entre las constelaciones con una imagen brillante.

Esta constelación se halla formada por cuatro estrellas principales. Este grupo se encuentra en una región del cielo bastante despoblada, por lo que resulta relativamente fácil de encontrar.

 

La Leyenda de Cáncer

 

Es una de las constelaciones más pequeñas del firmamento, sin embargo no deja de ser una de las más conocidas. En la mitología grecorromana Cáncer fue el cangrejo enviado por Hera (Juno en Roma) para que lastimara el pie de Hércules mientras peleaba con Hidra, la serpiente de mar. Por tal motivo, encolerizado Hércules, lo aplastó con el pie. Por éste hecho Hera lo colocó en el bóveda celeste, sin otorgarle ninguna estrella brillante como castigo por su derrota.

Se cree que los astrónomos de la antigüedad le asignaron la figura de un cangrejo por que en ésta posición el Sol detenía su movimiento hacia el Norte y retrocedía hacia el Sur, esto quiere decir, marchaba hacia atrás como un Cangrejo.

Desde hacía mucho, las estrellas fijas de Cáncer habían marcado antaño la posición del Sol en el solsticio de Junio. Para los mesopotámicos, esta posición clave señalaba el portal por el que descendían las almas para su nacimiento y  encarnación. Esta analogía es muy parecida a la tradición egipcia, en la que la constelación de Cáncer era el dios solar Jepri, personificación celeste del escarabajo, símbolo de la fertilidad la vida y el renacimiento. Algunos otros astrónomos han denominado a algunas estrellas de ésta constelación como Asnos. Dionisio (Baco en romano, dios del vino) elevó estos Asnos al  cielo. Esta es su historia: cuando los dioses marchaban en son de guerra contra los Gigantes, dicen que Dionisio y Hefesto ( Vulcano en romano, dios del fuego)  marchaban sobre unos Asnos; aun no los habían visto los Gigantes cuando cerca de ellos, rebuznaron los Asnos y al oírlos, los Gigantes huyeron por lo que los Asnos fueron honrados figurando en la constelación de Cáncer. La constelación del Cangrejo tiene dos estrellas un poco más brillantes que las otras  sobre el caparazón : estos son los Asnos.

La nubecilla que se ve entre éstas es el cúmulo de estrellas conocido como la Colmena o el  Pesebre, parece que los Asnos están colocados junto a él.

Este cúmulo se puede observar a simple vista.

Ninguna de las estrellas de esta constelación  supera la magnitud 4. Ocupa un espacio en el cielo, entre las configuraciones dominantes de Géminis al oeste y de Leo al este. Cáncer tiene su culminación de medianoche a finales de Enero o a principios de Febrero.

Asellus Borealis y Asellus Australis, Mag. 4.7 y 4.2, amarillas pálidas son los Asnos del Norte y del Sur.

El Cúmulo del pesebre (M44) es un grupo de 50 estrellas de magnitud 6 e incluso más pálidas, situada a una distancia de 520años luz de la Tierra. A simple vista se distingue como una forma nebulosa cuyo diámetro es tres veces superior al de la Luna.

 

La Leyenda de la Copa (Crater)

 

 

Esta antigua constelación de conjunto de estrellas débiles,  se encuentra exactamente al sur de Denébola Beta-Leo. Su figura es una representación

del cáliz de Apolo, la copa que llevaba el Cuervo en su malograda misión de llenarla con el agua de la vida. En la mitología romana, la propiedad de la copa no era exclusiva de Apolo, sino que en diferentes momentos ha sido compartida por Baco, Dionisio en la mitología griega, Hércules y el griego Aquiles, entre otros. La Copa culmina a media noche alrededor del 12 de marzo. La estrella alfa (magnitud 4.2; naranja-amarilla) recibe el nombre de Alkes, que significa charca de aguas bajas o vasija de vino había sido el nombre árabe dado a toda la constelación.

Los egipcios sabían  que cuando surgía por encima del horizonte, el río Nilo, que había inundado las llanuras egipcias, no crecería más y comenzaría pronto a retroceder.

 

 

 

 

La Leyenda de Hidra (La serpiente marina)

 

Hidra es una constelación antigua. Existen algunas evidencias, aproximadamente hacia el año 1200 a.C. de su conocimiento en Mesopotamia.

Esta se ha asociado con Tiamat serpiente que fue aniquilada por Marduk en la gran guerra de los dioses. También ha sido asociada con Draco (Dragón) y con Cetus el monstruo marino.

La historia más conocida referida a esta serpiente es el que la asocia con la Hidra de Lerna, vencida por Hércules en la segunda de sus tareas. Lerna, una región costera fértil y sagrada cercana a la ciudad de Argos, había vivido bajo el terror de la nmonstruosa Hidra. Esta criatura que vivía en el pantano, tenía el cuerpo de un perro y en las versiones más corrientes nueve cabezas, cada una de las cuales expelía vapores  mortíferos. Cada vez que se cortaba una cabeza nacían tres cabezas más. Para exterminar éste monstruo, Hércules siguió los consejos de Atenea, con lo cual forzó a salir de su madriguera disparándoles dardos de fuego y no respirí mientras luchaba con ella. Cortó las cabezas, pero a cada golpe de su espada nacían más cabezas.

El conductor del carro de Hércules, Yolao, acudió en su ayuda. Yolao hizo un fuego en una esquina de la cueva y cogiendo ramas encendidas, quemó y cauterizó las heridas de la Hidra, de este modo cortó el flujo de sangre para impedir que se formaran nuevas cabezas. En ese mismo momento, Hércules encontró la inmortal cabeza de oro de Hidra entre el amasijo furioso del cuerpo de la criatura, la arrancó del cuerpo y la enterró debajo de una pesada roca. Después, la evisceró y mojó las puntas de sus flechas en la hiel del monstruo. Desde entonces, cualquier herida producida con estas flechas ha tenido consecuencias fatales.

Las dos constelaciones que cabalgan en el lomo de la serpiente, El Cuervo (Corvus) y La Copa (Crater), invitan a diferenciar varias porciones de Hidra, tal cual como lo propuso el astrónomo John Flamsteed (1646-1719) quien estableció cuatro divisiones de oeste a este: Hydra, Hydra y Crater, Hydra y Corvus y la continuación de Hydra. A Hydra se le considera como una serpiente hembra.

Es la constelación más grande de todas y se extiende por más de cien grados de la esfera celeste. Desde cualquier punto de la Tierra se pueden observar fragmentos de Hidra, aunque el predominio de estrellas de cuarta y quinta magnitud dificultan observar el largo de su cuerpo. Su estrella más brillante es Alphard mag. 2.0, naranja, Alfa- Hydra, cuyo nombre significa solitario, en el árabe quiere decir el solitario de la serpiente porque es la única estrella luminosa en esta zona del cielo. Su rasgo más característico lo constituye el delicado grupo de seis estrellas ubicadas en la cabeza de la serpiente a 15° de Procyon.

 

La Leyenda de Capricornio (La cabra marina)

 

 

Capricornio es la décima, la más pequeña y más antigua  constelación zodiacal. La descripción de la Cabra se ha encontrado en tabletas babilonias que datan de hace 5.000 años. Entre los poetas latinos,  Capricornio  ( deriva del Latín Caper : Cabra y Cornu: Cuerno) era conocido como Neptuni proles vástago de Neptuno. En la tradición astronómica india, esta constelacion se representaba como un cocodrilo.

Para los mesopotámicos, Capricornio marcaba el momento del año en el que el Sol se hallaba en su punto más alejado del sur del Ecuador: solsticio de Diciembre. La iconografía que representa a Capricornio como una cabra marina constelacion tenga constela asirio-babilónicos, cuyo dios de la sabiduría, Oanes, era mitad hombre, mitad pez. Esta extraña figura reaparece a intervalos mas o menos distantes entre si en el golfo Pérsico, disfrazada de sirena e constelacio ala humanidad en artes y ciencias.

Aparte de su forma combinada de cabra y pez, Capricornio se asocia con el dios griego Pan (Príapo en Asia Menor), conocido por su comportamiento lujurioso y por la invención de la Flauta de Pan. Algunos afirman que fue un sátiro; un hombre con patas de cabra, pezuñas hendidas y cuernos. Recibió sus honores cuando Rea envió al monstruo marino Tifón a destruir a los dioses del Olimpo. Pan se zambulló en un río y trató de convertirse en un pez para escapar. Pero solo logró transformarse a medias y cuando logró regresar a tierra, Tifón ya había desmembrado a Zeus (Júpiter). Para asustar al monstruo, Pan emitió un chillido (llamado pánico,  de ahí en origen de la palabra), que permitió a Hermes (Mercurio) recuperar los miembros arrancados de Zeus. Juntos Pan y Hermes recompusieron a Zeus que recompensó a Pan, asignándole un lugar entre las constelaciones. Clásicamente   este grupo de estrellas también se ha asociado a Amaltea, la cabra que nutrió al infante Zeus. Capricornio era hijo de ésta cabra y por consiguiente hermano de leche de Zeus.

Esta constelación está formada por estrellas de magnitud 3 y 4 situadas al este de Sagitario. Su culminación a medianoche se da a principios de agosto pero la combinación de cielos claros y su ubicación al sur del ecuador hacen que esta constelación se aprecie muy poco desde latitudes medias y

altas en el hemisferio Norte. Se puede localizar trazando una línea desde Vega (alfa-Lyra) que pase por Altair (alfa-Aguila) a travesando la Vía Láctea, hasta llegar a Algedi y Dabih, las estrellas alfa y beta de los cuernos de la cabra.

Algedi o Giedi, Mag. 3.6, amarillenta, significa Cabra.

Algedi es en realidad una pareja de estrellas, aparentemente juntas pero sin relación alguna.

Dabih, Mag. 3.1, amarillo-oro, el nombre tiene su origen en el Árabe Al Sad al Dhabi, es decir el afortunado de los matarifes y hace referencia a la tradición árabe de sacrificar una cabra cuando el Sol entra por primera vez en los campos estelares de Capricornio.

 

La Leyenda de Corona Australis

(Corona Austral)

 

Corona Australis es una de las 48 constelaciones originalmente descritas por Ptolomeo, que la conoció con el nombre de Guirnalda del Sur. Su proximidad con Sagitario explica que haya sido descrita como la Corona del Centauro o como Carcaj de flechas  que lleva el arquero.

El mito de Sémele, hija del rey Cadmo de Tebas es de los que conciernen a esta constelación, el más conocido.  Zeus, se disfrazó de simple mortal para seducir a la muchacha. Hera, la esposa de Zeus, adoptó la figura de una anciana, vecina de la joven y para poner fin a los amoríos de su marido, sembró las semillas de la duda en el espíritu de Sémele. Ésta, cuando ya estaba embarazada de seis meses, pidió a su amante que le revelara su verdadera identidad. Y como Zeus se negó a responder, ella le negó el lecho conyugal. Fue entonces cuando el dios se mostró en toda su divina gloria, provocando así, tal como lo había previsto Hera, que la muchacha resultara fulminada por un rayo. El hijo nonato de Sémele fue plantado dentro del muslo de su padre hasta que se completara su desarrollo. Esta niño había de ser Baco (dios del vino y la vegetación) que más tarde desafiaría los horrores del infierno para salvar el alma de su madre. Como consecuencia de estos hechos, los dioses convinieron en que Sémele ocupara un lugar entre ellos en el monte Olimpo y su trenza se convirtió en la constelación Corona Australis.

Corona Australis que a menudo se asocia con Corona Borealis, la cual no tiene ninguna estrella con luminosidad superior a magnitud 4. Es una constelación que se puede distinguir muy bien desde los trópicos y el hemisferio sur. En las orillas de la Vía Láctea está situada al sur de Sagitario y su culminación de media noche tiene lugar a principios de Julio. La lluvia de meteoros de la Corona australis tiene lugar cada año, alrededor del 16 de marzo.

 

 

 

 

La Leyenda de Virgo (Virgen)


Virgo es la más grande de las constelaciones zodiacales y de ella destaca su estrella de primera magnitud alfa-Virginis, Spica que forma el famoso diamante de Virgo con las estrellas Arcturus, Denébola y Cor Caroli.

El nombre de Virgo se deriva del latín Vriginis, doncella y representa la única figura femenina entre todas las constelaciones del zodiaco. Es una
antigua constelación asociada con casi todas las deidades femeninas de la historia y la mitología, identificada con las diosas de la fertilidad, la agricultura y la justicia. Clásicamente se le dibuja como Astrea, la diosa de la justicia, deidad de una época cuando los dioses vivían entre los hombres. La maldad humana pronto las hizo huir hacia los cielos y Astrea fue la última en escapar llevando con ella la balanza de la justicia. Se le considera la más pura representación de la justicia, la inocencia y la virtud.
La asociación de Virgo y su estrella Spica, la espiga, con la agricultura, puede provenir del hecho de que hace miles de años el Solse encontraba en esta constelación en el equinoccio de primavera, una época de cosechas.

En la antigua Babilonia, se hablaba de una época en que la tierra estaba sumida en la oscuridad. Las plantas no crecían y los animales no se reproducían. Esta fue la época en la que Ishtar, la diosa caldea de la Tierra y la fertilidad, atravesó las siete puertas del mundo subterráneo para encontrar a su marido, Tammuz, que había sido muerto por un jabalí.
Tan pronto como Ishtar cruzó la primera perta del mundo de los muertos, la Reina del infierno rehusó entregarle a Tammuz. Fue entonces cuando los dioses de la tierra le enviaron un mensaje a la Reina del mundo de los muertos para que liberase a Tammuz bajo pena de ser destruida. Ishtar y su marido fueron rociados con agua mágica, liberados y atravesando las siete puertas del infierno llegaron a la Tierra. Una vez allí, la primavera comenzó.

La Leyenda de Carina (La carena)

Para los griegos, Argos era la nave del héroe Jasón y su tripulación, los argonautas. La historia empieza cuando Frixo huye a la Cólquida llevado por
el Carnero (Aries), escapando de su madrastra asesina. El carnero fue sacrificado en honor del gran dios Zeus (Júpiter en la mitología romana)y su vellocino mágico guardado en una cueva consagrada al dios Ares (Marte) y custodiada por un feroz dragón que nunca dormía. Frixo permaneció en la Cólquida y se casó con la hija del rey, convirtiéndose, por esta razón en heredero al trono, aunque exiliado de su país nativo. Incluso después de morir, su alma no encontró descanso y un oráculo advirtió que esto sería la causa de las sequías que asolarían su país natal durante generaciones sucesivas.
Más adelante , el trono del rey Esón de Yolco en Tesalia (el país de origen de Frixo) sería usurpado por su hermanastro Pelias. Jasón, el hijo menor
del rey destronado, salvó su vida por muy poco y su madre lo dejó con Quirón, un sabio centauro, para que lo educara . Más tarde el adolescente Jasón hizo valer su derecho al trono de Yolco. Pelias le reconoció este derecho, pero a condición de que Jasón deshiciera el maleficio que pasaba sobre Frixo trayendo el Vellocino de Oro y con él el alma de Frixo de vuelto a Tesalia.
Jasón aceptó el reto y 50 de los héroes más famosos se ofrecieron como tripulantes de un barco, el Argos, cuya proa llevaba una viga hecha de la
madera del roble que crecía junto al oráculo de Zeus en Dodona, un obsequio de la diosa Atenea y que estaba equipado con 50 pares de remos. Cerca del Bósforo, los argonautas se encontraron con el viejo vidente Fineo, que Zeus había castigado por revelar , sin errar en ellos, los asuntos más viles de los dioses. Siempre que Fineo intentaba comer, las Arpías, criaturas con
cuerpo de pájaro y rostro de bruja, descendían de los cielos para devorar su comida. Dos de los argonautas, hijos de Bóreas, el Viento del Norte, lograron a las Arpías.
El viejo vidente recomendó a los argonautas cómo debían de navegar para evitar las fragorosas rocas Simplegadas situadas en la entrada del mar Negro. Soltaron una paloma que voló hacia las rocas y estas se juntaron para atrapar las plumas de la cola del ave. Los argonautas remaron con
fuerza y lograron atravesar el estrecho, perdiendo solamente,un ornamento de la popa. Después, los riscos detuvieron su movimiento y nunca más agraviaron a los navegantes. Hoy en día todavía se ve a la paloma, representada por la constelación de Columba. Cuando los argonautas llegaron a la Cólquida, el rey Aetes se negó a entregarles el Vellocino de Oro antes de que jasón cumpliera ciertas tareas. Medea, bruja e hija de Aetes, se enamoró de Jasón y le dio una poción mágica que le ayudaría a cumplir los desafíos que debía enfrentar. Una de las tareas era sembrar los dientes de cierto dragón de los cuales
brotarían guerreros dispuestos a matar al héroe. Jasón los aniquiló con la ayuda de la poción. Aetes, continuó negándose a entregar el Vellocino; Medea adormeció al dragón que guardaba la entrada de la cueva dedicada a Ares. Una vez en posesión del tesoro, los dos amantes escaparon de la Cólquida. En su origen esta constelación formaba parte de Argo Navis(El Navío Argos), una figura del hemisferio sur mucho más grande. En 1763, el cartógrafo francés De Lacaille dividió esta gran constelación en sus partes constituyentes: Carina, Puppis y Vela. Carina está parcialmente situada sobre la Vía Láctea, bastante al sur de Sirius y Procyon y se hace invisible a partir de latitudes medias del hemisferio Norte. La constelación culmina a medianoche, el los meses centrales del verano en el
hemisferio sur: su estrella más brillante, Canopus, culmina a medianoche, alrededor del 28 de Diciembre.

 

La Leyenda de la Vía Láctea


La Vía Láctea ha sido considerada como el camino hacia el hogar de Zeus /Júpiter. También se pensaba que era el camino por el que Faetón cruzó el cielo en el carro del sol.
Los chinos y japoneses, por el contrario, la consideraban un río de plata celestial.  Los vikingos creían que la Vía Láctea era el camino por el que viajaban las almas de los difuntos hasta llegar al Walhalla. Y en el antiguo Gales se la consideraba el camino de plata hacia el castillodelareinadelashadas,CaerGroyden.
Los indios algonquinos creían que era el camino por el que los espíritus llegaban a su hogar en el Sol. Este camino estaba señalado por las estrellas, que simbolizan las hogueras que los guiaban. Se le conoce también con el nombre de Camino de Santiago por que era utilizada por los peregrinos que se dirigían a Santiago de Compostela para venerar la tumba del apóstol Santiago. La mitología clásica atribuía su origen a las gotas de leche caídas del
seno de la diosa Juno cuando alimentaba a Hércules. Está constituida por multitud de estrellas no diferenciables de nuestra propia galaxia vista de canto; algo así como ver hacia el centro de un disco cuando se está en el borde. La Vía Láctea tiene forma de espiral y un diámetro estimado de 100.000 años luz. Esto significa que un rayo luminoso tardaría 100.000 años en atravesarla de lado a lado a la velocidad de la luz, que es de 300.000 kilómetros por segundo. La Vía Láctea también tiene algunas galaxias satélites, las llamadas Gran Nube de Magallanes y Pequeña de Nube de Magallanes, que pueden observarse a simple vista.

 

La Leyenda de Canes Venatici (Los Lebreles, Perros de Caza)


Canes Venatici está situada al oeste de su amo Bootes y debajo de la cola de Ursa Major. Se destacan dos estrellas Cor Caroli y Chara que describen
la posición del collar y de la cabeza del perro situado más al sur. El perro ubicado más al norte es apenas perceptible entre las pálidas estrellas que pueblan su zona del cielo, aunque incluye la galaxia Remolino
M51. Canes Venatici culmina en medianoche a principios de abril. Los grupos,  en el siglo XVII definió el astrónomo polaco Johannes Hoevelke (Hevelius) han sobrevivido en general al paso del tiempo. Según Hevelius, todas las representaciones modernas de Canes Venatici muestran a dos perros que le pisan los talones a la Osa Mayor y que están atados a una correa por
el Boyero. Uno de los más prestigiosos intérpretes modernos de los mitos estelares, Julius Staal (1917-1986) sitúa es estas estrellas a los perros
que guiaron a la hija (Virgo) de Icaro (Boyero) hasta encontrar el cuerpo sin vida de su amo y no en la constelación más antigua de Canis Minor. Alfa-Cor Caroli, 2.9, blanca. El corazón de Carlos nombre que recibió en honor de Carlos I de Inglaterra. Se dice que esta estrella se apagó el 29 de mayo de 1660, cuando Carlos II lideró la restauración de la monarquía. Beta-Chara, 4.3, amarilla . Parece que el nombre deriva del latín y significa raíz comestible M51- La galaxia del remolino. Galaxia con forma de espiral y magnitud8, situada a 15 millones de años luz de la Tierra; se convierte en un objeto intrigante si tratamos de verla con prismáticos y buena visibilidad.